SIGUIENDO LA RUTA DE HUAYNA CAPAC

 

 

 

 Humberto Ñaupas Paitán

 

 

Perú y Ecuador son dos naciones hermanas que surgieron en la emancipación americana, pero cuyas raíces se remontan al imperio incaico, cuando el gran inca conquistador Huayna Capac, incorpora a los bravos cañaris y a los shires-quiteños al imperio del tawantinsuyo, para lo cual extiende el Capacñam desde Cajamarca hasta Tomebamba, capital de los cañaris y se desposa con la princesa Tocto Coca, de la familia real de los Shires, de quien nació Atahualpa.

 

Atahualpa, hijo favorito de Huayna Capac, heredó según testamento el reino de los quitos que se extendía desde Pichincha hasta Cajamarca y el sur del imperio, desde Jauja hasta el Collasuyo lo heredó a Huascar; sin  embargo, como es bien sabido, la guerra fraticida le permitió a Atahualpa ser el dueño de todo el imperio del tawantinsuyo. Lamentablemente esta victoria fue muy pasajera porque el maquiavélico  Francisco Pizarro y su hueste, lo hizo prisionero el 15 de noviembre de 1532 y dispuso su asesinato en junio de 1533.

 

En un siglo signado por la violencia mundial, es deber de todo ciudadano de la aldea global, especialmente si es educador, enseñar a “aprender a convivir”, uno de los principios educativos, planteados por la Comisión de Educación de la UNESCO, expuestos en el Informe de Jacques Delors, titulado: “La Educación encierra un Tesoro”.

 

El año pasado estuve en Venezuela, siguiendo la huella del gran Libertador Simón Bolivar el gran soñador de una América Latina unida y ahora me encuentro en la ruta del Capacñam, justamente en Loja.

 

Loja es una ciudad andina, hermosa y moderna de origen colonial. Fue fundada por Alonso Mercadillo en 1568, en el valle de Cuxibamba, a una altitud de 2,135 m.s.n.m. a 190 Km. de Marcará población fronteriza con el Perú y a 220 Km. de Cuenca, por ende goza de un excelente clima subtropical, templado moderadamente lluvioso.

 

Loja está vinculada con Quito y Guayaquil, por vía aérea, gracias al servicio que presta TAME, la única aerolínea ecuatoriana que vuela del aeropuerto de Catamayo, todos los días a precios supermódicos de 62 dólares USA a Quito y 48 dólares USA a Guayaquil, además de gozar de un descuento del 50% para pasajeros de tercera edad(+ de 65 años).

 

Loja es una ciudad con 200,000 habitantes aproximadamente, de gran diversidad cultural; cualquiera que visite Loja quedará gratamente sorprendido por la presencia de gente campesina típica, que contrasta con la población campesina de Perú, Bolivia o Chile, que vive las grandes urbes. Desde Loja hasta Ibarra, al norte de Quito, los campesinos son descendientes de los Saraguros, Cañaris, Coltas, Guanujos, Viracochas, Cachuas, Chibuleos, Salasacas y Otavalos. Los campesinos varones visten una indumentaria típica consistente en  pantalón negro corto, camisa blanca y poncho negro y lo que es muy llamativo usan trenzas, que es símbolo de su identidad cultural; las mujeres visten faldas largas y negras, con blusas blancas sobre la que destaca unos prendedores de plata muy llamativos; ambos llevan un sombrero de color negro. Según ellos el color negro se justifica por el luto que guardan por la muerte de Atahualpa.

 

Para suerte del cronista, el día miércoles 9 de marzo fue el día central del 189 aniversario de la fundación de la pintoresca población urbana de Saraguro, que se encuentra a hora y media de Loja. El programa de festejos comprende desde el día 4 al 13 de marzo, sin embargo el programa del día 9 ha sido central, ha habido un desfile de comparsas de los indígenas Saraguros que hablan el quechua o runa simi, la elección de la reina campesina y por otro lado la elección de la reina mestiza, resaltando de esta manera la belleza de la mujer campesina en su doble versión, de lo cual los ecuatorianos se sienten muy orgullosos.

 

En el siguiente artículo hablaré de la Universidad Nacional de Loja y otros aspectos interesantes de la ciudad de Loja.

 

 Cuenca, 12 de marzo de 2005.

 

e-mail: hnaupas@yahoo.es

Messenger: hnaupas@hotmail.com